PORTADA completa Manacorda
Sesenta poesías / Sessanta poesie
Autor: Giorgio Manacorda
Traducción: Berta González Saavedra
Prólogo: Paolo Febbraro
Edición bilingüe
171 páginas / 15 euros
ISBN: 978-84-947425-7-6 
enero 2021
 

Es difícil ponerse en la piel de Giorgio Manacorda (1941), el hijo de Gastone Manacorda, uno de los principales historiadores del movimiento obrero, y de Marcella, mujer de gran inteligencia, activa en la industria editorial del Partido Comunista, cuando, siendo apenas un veinteañero, Pier Paolo Pasolini presentó por primera vez sus poemas en la prestigiosa revista literaria Paragone alabando la «pureza» que observaba en ellas.

Pasolini se hallaba entonces en la fase de desencanto y abandono de la literatura (de la poesía y de la novela, en concreto) en favor del cine y la escritura ensayística y vio en el joven poeta, quizás, algo que había perdido o algo en lo que aún creía, aunque no se viera ya capaz de ponerlo en práctica. Es posible, por otro lado, que la amistad de Pasolini fuera demasiado determinante y exclusiva para Manacorda, quien abandonó la literatura temporalmente para volcarse en su trabajo como profesor de Literatura alemana y crítico literario, facetas en las que logró un reconocido prestigio.

Su escasa producción durante las dos décadas siguientes no impidió, en todo caso, que se le situara como uno de los exponentes más famosos de la nueva generación de poetas nacida en los años sesenta y que ocupara un lugar destacado en la mayor antología de esos años, Il pubblico della poesia, de Alfonso Berardinelli y Franco Cordelli. Sin embargo, consciente de que tal y como escribió en 1981 en su poema L'esecutore, «La poesía no me perdonará / si la vida me coge la mano / y me lleva lejos», la pulsión poética no dejó nunca de acompañarle y acecharle desde los rincones más hondos de la conciencia.

Solo fue en 1999, a partir de la recopilación Soldato segreto, cuando Giorgio Manacorda volvió a ser, también públicamente, el verdadero poeta que siempre había sido: el incesante buscador de afiladas rimas, el cantor de todo un universo de mitos personales y el insoslayable indagador de la mente inconsciente capaz de describir con versos cómo «Mi cuerpo desciende lentamente, / deshecho por las olas, pasto / de los predadores de la noche profunda».

 

 

  

GIORGIO MANACORDA (Roma, 1941) cuenta entre sus numerosas publicaciones títulos que cubren desde poesía hasta narrativa, desde teoría y crítica poética hasta teatro, desde estudios de literatura alemana del siglo XVII hasta monografías de literatura contemporánea. Entre sus libros de poesías destacan Scrivo per te, mia amata e altre poesie (1973-2007) (Scheiwiller 2009) y Viaggio al centro della terra (Elliot 2014), mientras que de sus trabajos de teoría y crítica poética cabe señalar títulos como Per la poesia (Editori Riuniti 1993), La poesia è la forma della mente (De Donato-Lerici 2002), La poesia italiana oggi. Un’antologia critica (Castelvecchi 2004), Samiszdat. Giovani poeti d’oggi (Castelvecchi 2005), Apologia del critico militante (Castelvecchi 2006) o La poesia (Castelvecchi 2016). Es miembro fundador y editor de un Annuario dedicado a la poesía contemporánea (1994-2012). Dirige, junto a Alfonso Berardinelli y Walter Siti, la revista L'età del ferro (Castelvecchi). Toda su producción poética y crítica hasta la fecha es inédita en castellano.

 
  

 

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las utilizamos para entender mejor la manera en la que se usa nuestra página web y de esta manera poder mejorar consecuentemente el proceso de navegación. Las cookies son el referente que nos indica, por ejemplo, si una página de nuestra web ha sido vista con anterioridad, o si su visita es nueva o recurrente. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.